Viva Macas……..
Saludo a mi querida ciudad, Macas la esmeralda oriental al celebrar 466 años de fundación y 154 años de cantonización…..
QUE VIVA MACAS……

DE MACAS A RIOBAMBA
Marcaban las doce horas las manijas del reloj, un sol radiante abrigaba Macas, sus amplias calles y avenidas eran escenario del alegre caminar de bellas y orgullosos macabeos. Nuestro vehiculo se fue alejando rumbo al túnel San Vicente, un camino polvoriento nos permitía desde la escarpada divisar nuestro Macas hermoso y querido, mientras el Abanico serpenteaba con sus aguas cristalinas, tentándonos un baño a nuestro paso.
Gratificante es mirar desde lo alto y contemplar el paisaje en su conjunto, saber que lo cotidiano en Macas es extraordinario, que está más allá incluso de la imaginación artística y de la musa que inspira al poeta.
Macas la pródiga tierra que da amor, fe y esperanzas en abundancia.
A nuestro paso encontramos 9 de Octubre, Zuñac, dormida su memoria a orillas del camino, gente amable que levanta su brazo y su saludo, sin siquiera conocerte, sin saber quién eres, dan a manos llenas su bondad, gentileza, honradez y educación, el “progreso” aun no ha corroído sus cimientos.
El túnel San Vicente, rompe la montaña, surca sus entrañas húmedas , para trasladarnos a otra época, a otra realidad, recordar las odiseas de nuestros antepasados, quienes siempre soñaron con esta vía que les fue tan esquiva, tan imposible, tan irreal.
Nuestro viaje es matizado por pequeñas caídas de agua, cascaditas que saltan con sus aguas desde lo alto, en salto libre, entre ramas y hojas coquetas, para brincar de roca en roca, pulidas y brillantes, frescas y mojadas, salpicar al viajero, para lanzarse finalmente al vacío cuna del Upano.
Mas adelante, un ejército de alisos erguidos de lado a lado de la vía, saludaban nuestra efímera presencia, campesinos serranos con ponchos multicolores pastaban sus rebaños, mientras pequeños niños con cachetes de manzana dejaban su labor para vernos pasar, con un conjunto de miradas perdidas, indescifrables capulíes dueños de los andes y de los fríos páramos andinos.
Superada la escarpada quedamos atónitos, estupefactos, impresionados por la Laguna Negra, quieta, profunda, azul, que deja escapar misteriosa y celosamente agua para que nazca el Upano.
Estaba sola, despejada, espejo de estrellas y de inquietos luceros trasnochados.
Cuidado!!! Con lanzar piedras al agua decía una guapa macabea, cuenta la leyenda que al hacerlo, en cinco minutos se oscurecerá todo, una blanca y densa neblina cubrirá lago, montes y valles.
Cabañas ecológicas “Los Saskines” nos permiten descubrir la magia, el encanto y el embrujo de Atillo, saborear las deliciosas truchas del lago, abrigarse junto a la chimenea y el calor humano de su gente, saborear la guayusa, para continuar el descenso pasando por Cebadas, cantón Guamote, hasta llegar a la histórica cuna de la Republica, Riobamba, “Sultana de los Andes”, custodiada por el imponente Chimborazo y el siempre despierto Sangay, cuyas fumarolas se divisan de Macas a Riobamba.
Habían transcurrido casi cuatro horas de fantástica travesía, y el Hotel Altar nos abría sus puertas en Riobamba, desde cuyos ventanales veíamos al Altar con sus copos blancos y al Chimborazo con su gran poncho de blanco algodón.
Con nostalgia que nos trae la distancia y la soledad, compañera, amiga confidente, desde ese mismo ventanal recordé a mi Macas, ciudad eterna.
Solo el crepúsculo del día siguiente, me llevó a su regazo.
Rigoberto Delgado Brito. ( escrito en el 2005)

Compartir

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.