Quito, Guayaquil y Portoviejo tendrán las concentraciones más grandes en este Día del Trabajo.

El movimiento sindical de oposición que hoy se moviliza despedirá en las calles al gobierno de Rafael Correa y dará un mensaje de apertura al diálogo al nuevo presidente, Lenín Moreno, que asumirá en tres semanas más. Así lo señaló Ángel Sánchez, presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), organización que lidera una de las convocatorias.

La invitación a participar en esta jornada de protesta está abierta a trabajadores, obreros, ciudadanos, comerciantes, estudiantes, jubilados y amas de casa.

“Estamos con un nuevo gobierno y estamos despidiendo a Rafael Correa, y lo haremos en la calle”, afirmó Sánchez, quien resaltó que esperan ser invitados por el nuevo régimen a un diálogo para concretar acuerdos concretos como la aprobación de leyes que permitan reivindicar derechos laborales.

Esta marcha, según Luis Dután, de la Unión General de Trabajadores del Ecuador (UGTE), demostrará la fuerza de los obreros, que en los últimos diez años han sido despojados de sus conquistas laborales.

Manifestó que en la marcha obrera se enviará un mensaje a Moreno de que el movimiento sindical estará vigilante a que cumpla con las promesas de incrementar el bono de la pobreza a $ 150, la generación de empleo anual de 250 mil plazas, la construcción de viviendas, el respeto a los derechos de los trabajadores y el respeto a la opinión pública y a los medios de comunicación.

Otro tema que los moviliza es el rechazo a la corrupción y con ese fin esperan contar con la participación de los miembros de la comisión civil anticorrupción, liderada por Simón Espinosa, Julio César Trujillo, Jorge Rodríguez, entre otros, quienes recibirán un homenaje en la plaza Santo Domingo.

El dirigente de la UGTE dice que los dirigentes sindicales están dispuestos a un diálogo con el nuevo mandatario, pero para ello es necesario que haya acciones y señales concretas desde el poder como la derogatoria del Decreto 16, que regula la permanencia de las organizaciones sociales, gremios, organizaciones no gubernamentales, asociaciones y sindicatos.

En esta ocasión, el FUT realizará el cambio de directiva y según los acuerdos de sus dirigentes, los próximos dos años estará presidido por José Villavicencio Cañar, actual dirigente de la UGTE.

Guido Montalvo, del Frente Nacional de Jubilados del Ecuador, hizo un llamado a los jubilados y a los de montepío a participar en esta marcha, por el desabastecimiento de medicamentos en el Seguro Social, y la falta de recursos para el pago oportuno de las pensiones.

En cambio, en Portoviejo se reunirán las bases de Alianza PAIS y organizaciones afines convocados por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) que celebrarán los logros de este Gobierno en el ámbito laboral, como la eliminación de la tercerización, el salario digno. En el enlace del sábado se mostró, por ejemplo, un recuento de esto y en el que se destaca que en la década de la Revolución Ciudadana “se crearon 822 organizaciones sindicales, en esta cifra destacan los gremios de las trabajadoras remuneradas del hogar”.

En esa congregación está prevista la participación de Correa y Moreno.

La marcha tradicional se hará también en Guayaquil y en otras ciudades del país. (I)

Compartir

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.