Ayer inició el primer encuentro minero en el país para atraer más recursos. El Estado se propuso que la actividad aumente de 0,7% a 4% su participación en el PIN en los próximos nueve años. Con esto, se espera recibir US$8.000 millones de inversión acumulada, solo por los seis proyectos que presentan mayor avance (Fruta del Norte, Mirador, Río Blanco, Llurimagua, Loma Larga y San Carlos Panantza), señaló el ministro de Minería, Javier Córdova.

Una vez que esos yacimientos entren en plena producción, a partir de 2024, se estima que anualmente generarían US$4.000 millones en exportaciones y US$800 millones en recursos directos para el Estado, a través de regalías e impuestos, destacó el funcionario. Los seis proyectos crearían más de 15.000 fuentes de empleo directo.

En 2015, según indicó el ministro Córdova, se recibieron US$500 millones en inversiones, igual cantidad se estima para este año, pero para 2017 se calcula que llegará a US$1.000 millones. Anteriormente la inversión en esta actividad no superaba los US$30 millones.

Con miras a lograr ese objetivo, ayer inició en Quito el primer Encuentro Minero Ecuador 2016, con la participación de 220 representantes de empresas y entidades públicas (nacionales y extranjeras) involucradas en el sector minero, que asisten para buscar oportunidades de inversión. La jornada concluirá el viernes 23 de septiembre y contempla la visita a tres yacimientos.

El presidente de la Cámara de Minería del Ecuador, Rodrigo Izurieta, resaltó que la minería “es una de las industrias con mayor efecto multiplicador”. Apoyado en un estudio de la consultora internacional PricewaterhouseCoopers (PWC), Izurieta mencionó que por cada dólar que la minería contribuye al PIB “se genera un 1,7% adicional de actividad económica”.

El funcionario afirmó que en el país hay “seguridad jurídica” para el desarrollo de la industria minera. Hasta el momento, según datos del Ministerio de Minería, se recibieron más de 300 solicitudes para concesiones mineras. Candace MacGibbon, directora ejecutiva de la firma canadiense INV Metals, concesionaria del proyecto Loma Larga, dijo que los motivos para invertir en Ecuador van desde las condiciones técnicas del yacimiento hasta el apoyo demostrado por el Gobierno para desarrollar la industria, lo cual, a su criterio, “brinda seguridad a cualquier inversionista”.

Por otra parte, un grupo de aproximadamente 10 personas se ubicó en los exteriores del hotel, donde se realiza el evento, para protestar pacíficamente contra la explotación minera asegurando que perjudica el ambiente.   Al respecto, Córdova afirmó que el desafío contemporáneo es realizar minería de forma responsable.

“El reto es mitigar y minimizar el impacto ambiental y maximizar los beneficios para las zonas de influencia y del país”, enfatizó el funcionario. (JPM)

VIAEcuadorinmediato.com
Compartir

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.