Las capacidades cognitivas de atención, percepción, memoria o lenguaje se desarrollan con la edad, por ejemplo, los niños progresivamente van desarrollando un mayor control de la atención, de modo que a los dos años son capaces de atender a un estímulo hasta 7 minutos y este tiempo que se duplica a los 5 años. Pero para ayudarlos existen algunos alimentos que los ayudan. ¡Toma nota!

Salmón

Es rico en fósforo y omega 3, es ideal para combatir el deterioro cognitivo en los pequeños. Y además, comer pescado influye en el aprendizaje y la inteligencia.

Miel

Es un alimento que ayuda a retener información, pues contiene hierro, manganeso, zinc y fósforo.

Almendras y nueces

Son muy buenos para la concentración; sus polifenoles retrasan el envejecimiento de las neuronas.

Aceite de coco

Es un gran alimento para las células de su cerebro.

Yogur

Gracias al aminoácido tirosina, que beneficia la creación de neurotransmisores, los niños se mantienen más atentos.

Zanahorias

El betacaroteno que contienen es perfecto para la memoria visual.

Yema de huevo

Posee colina, sustancia que mejora la capacidad de recordar.

Frutos rojos

A los niños les fascinan y les ayudan a prolongan la salud de la memoria.

Brócoli

Es fuente de vitamina A, vitaminas del grupo B y antioxidantes, favorece la retención y posee propiedades neuroprotectoras.

Cereales integrales

Su dosis de ácido fólico y vitamina C ponen ‘en forma’ al cerebro. ¡Aumentan el rendimiento y combaten el estrés!

FuentePadresehijos.com.mx
Compartir