Don Ashico era el prioste eterno de las Fiestas del Senor de los Milagros que se celebraban durante ocho dias con mas trago que oraciones porque .

El tenía molienda y el guarapo era lo único que le salía gratis.Con esta Fesividades vinieron al pueblo curiquingas, vacas locas, globos, cuetes de luces y cuetes de explosion que hacíán espantar al Ganado y se soltaban los toros grandes de todas las fincas los cuales salían asustados, hasta que una vez, fastidiado por la bulla de los cuetes, se soltó el Lolo, un descomunal toro Holstein del Senor Perón (+), mas alto que el dueno y mas grande que todos los toros del universe y llegó arrastrando un árbol cargado de guabas a la plaza y la gente empezó a corer como loca presas del pánico, Virgen de la Nube , cojan a los guaguas por que se ha sotado el Lolo, pero Mama Goyita dijo que no tengan miedo por que el toro venía mandado del Senor de los Milagros con el almuerzo de guabas para tanta gente, Santo Senor, te doy gracias porque hoy no tenía qué dar de comer a tanta indiada.

Estas fiestas llenas de tantos recuerdos se terminaron  el ano en el cual se les ocurrió a los priostes amarrar premios en los globos: fundas de carmelos y galletas, latas de sardinas Real, billetes de cinco y diez sucres y hasta un gallo grande vivo, colgado de las patas a un globo encendido. Prendida la mecha se esperaba a que el globo se infle con aire caliente, entonces se soltaba los aparejos y………… a corer en dirección a donde vayan los artefactos que eran más de veinte. Unos iban a pie, los mas precavidos a caballo por que  “ la careía de globos” podria durar varias horas.Sentado estaban en el patio de su casa el “ Capacho” Fajardo, mirando los globos que subían lentamente, a la espera del almuerzo, cuando vio alzarse el ultimo globo con el gallo  grande colgado de las patas aleteando  desesperado.

Subitamente se puso de pie y le preguntó a su mujer que había  hecho para comer. Ella le dijo que no habia más que sopa de fideos con papas.—“ Pon a calentar una olla grande con agua” le gritó con firmeza. “ Hoy dia almorzamos gallo”. En dos trancos se puso sus botas siete vidas y salió en carreras tras el globo que llevaba el gallo varios globos se quemaban a poco de lanzarse por la fuerza del viento que, al balancearlos , dejaba el papel a merced de la mecha encendida.

El ultimo en cambio llevaba piloto; de cuando en cuando el gallo aleteaba aun estando volteaba y así le imprimia fuerza y equilibrio al globo que ganaba altura. Poco a poco los cazadores de globos se declaraban en retirada terminando con rasgunos, heridas, tronchones y disloques una cacería frustrada.

En cambio el “ Capacho” estaba dispuesto a almorzar un suculento caldo de ave y se mantenia en la carrera a trote forzado, alzando la cabeza de tanto en tanto par aver si no se había caído e gallo porque el globo era lo de menos.Por las comarcas sobre las que pasaba el globo, nunca habían visto cosa más extrana: un pajaro cenizo y lluchucungo con una bolsa grandota arriba y las alas abajo.

En otras partes pensaban que debía ser mala sena o un castigo, algo así como gagones voladores porque en ese tiempo, al igual que ahora, en todo lado habian mal vivientes.El globo trasmontó cordilleras, pasó por todo lo alto rios angostos y anchos, quebradas antiguas y recientes, selvas virgenes y otras no tan virgenes, esquivo farallones, se metia por los encajonados rios amazonicos y volvia a emerger majestuoso y mas seguro de sí mismo que al comienzo del viaje, cuando el gallo piloto todabia no sabia de que se trataba porque, al tercer dia de sustos y aletazos habia cogido el ritmo de las Corrientes de aire y solo batia la revés para subir un poco mas y ver la pendejada del mundo en el que habia tocado vivir. De esa forma el globo no cayo nunca; su huella se perdio más alla de los vientos Alicios y se hizo eterno.

Muchos después Don Venancio comentaria que el gallo logrado zafarse el amarrado del globo pero como ya estaba a volar, se habia hecho un perfecto acrobata aéreo y empeso a pisar a las gavilanas en pleno vuelo y de alli es que descienden los gallinazos, razon por la cual todo gallinazo es lluchucungo

El “capacho” Fajardo regreso dos semanas despues, como era logico, sin el gallo, con los pies llenos de ampollas y sin mas vestimentas que el calzoncillo y las botas siete vidas por que en el apuro de salir tras del globi-gallo, se olvido de ponerse la correa y la camiseta del “ Huracan”.

Para ir mas rapido tuvo que quitarse el pantaloon que se le bajaba a cada rato y asi, al mismo tiempo que el gallo cogia el ritmo de las Corrientes de aire, el cogia el ritmo del trote.Con ese mismo tranco, entro de regreso al pueblo 15 días depués cuando la fiesta se habia transformado en velorio sin ataúd porque murio el “Capacho”, carajo solo por un trsite gallo hombre, es que a mi Amador le encantaba el caldo por que yo si le quise dar sopita de fideos ese dia y él que no, que hoy dia comemos gallo ,ele  ya ven en que terminó, pero no, no termino alli, el “ Capacho” entró al trote despues da haberse mandado una marathon como de aqui a Cuba, vadeando 29 rios, saltando 47 quebradas, cayéndose en 572 huecos, tropezándose 10000 veces por mirar al cielo para ver si el gallo movia las alas porque si no es que ya está muerto y ya no vale porque  a la saves para comerles hay que cortarles el garguero y si no se les desangra, la carne se hace feísima  como de cuchucho o de guagua gato, medio babosa y el caldo sale negro y eso no vale darle ni a los puercos..

Pero el gallo seguia aleteando mejor que antes mientras el globo se perdia quien sabe donde, soplando por los vientos del Trans-cutucú, más allá del Zamora, ele ahi si se jodió el tranco y volvio trotando como si nada y cuando llegó a su casa se encontró con su propio velorio por que nadie creia que habia regresado con Fajardo sino que era su fantasma en botas y calzoncillos, hasta que aso Zoila, su mujer, vestida de negro, que te pasó Capachito, creimos que te habías muerto, aqui el único que se va a morir es el bestia que le ha amarrado al gallo con la soguilla de amarrar a los puercos.

Repuestos ya de las sorpresas todo fue aplausos para don “Capacho” que desde ahi para siempre quedaba campeón en todas las maratones de toda la vida y fue declarado campeón absolute de todas las carreras a campo traviesa y ganador de los maratones desde Sevilla hasta cualquier parte del mundo, ida y vuelta, para que su hazana de quince dias de persecución al globi-gallo sea recordada más alla del vuelo eterno de aquel globo que todabia debe tener la mecha prendida y estará volando para hacerles asustar a los mal vivientes de otras galaxias y todo por la culpa del gallo lluchucungo que aun sigue persiguiendo ya no a las gavilanas, sino a las pavas del monte para sacar las crias de pavi-gallos y que en su honor la especie se llamará Fajardas Sevillanus siempre y cuando este de acuerdo el sabio más grande de todas las Grecias llegado hasta ese pueblo donde todabia se acostumbra saludar: Buenas dias su senoria mantantirun tirula”tomado de: www.gualaquiza.net

Compartir