Cada 20 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Osteoporosis. Esta es una enfermedad silenciosa, no tiene una sintomatología temprana o fuerte como dolores que hagan identificarlo, aunque en varios casos, los pacientes pueden presentar disminución en su altura o su espina dorsal tiende a doblarse ligeramente.

La osteoporosis es la pérdida de tejido ósea, lo que vuelve frágiles y quebradizos a los huesos. Afecta a hombres, pero en la mayoría de casos son mujeres. Lo único que diagnostica esta enfermedad es un examen llamado ‘densitometría ósea’, que mide la densidad y calidad de los huesos.

La Densitometría es una forma mejorada tecnología de rayos X, fácil de realizar y no es un investigación invasivo. No se requiere mucha preparación previa, pero si sospechas que estás embarazada, habla con la persona que te realizará el examen. Si tomas suplementos de calcio de forma constante, suspende 24 horas antes de la prueba. Por lo demás, asiste como a cualquier otro examen de rayos X, sin joyas y con ropa cómoda.

Existen varios factores para la aparición de este padecimiento:

  • Antecedentes familiares
  • Alimentación baja en calcio
  • Fumar
  • Beber alcohol
  • Inactividad física
  • Bajo peso corporal
  • Ciertos medicamentos

Para evitar que tus huesos se desgasten rápidamente, ten en cuenta estas recomendaciones:

  • Mantente activo físicamente, tanto con ejercicio aeróbicos como anaeróbicos.
  • No fumes.
  • Evita el alcohol y café en exceso.
  • Aliméntate de forma balanceada, rica en calcio y vitamina D.
  • Realízate una densitometría cada cierto tiempo.

Si eres una persona adulta y que ya presenta un cierto grado de desgaste en sus huesos, evita caídas con estas recomendaciones:

  • Usa calzado cómodo y adecuado para ti.
  • Ilumina bien tu hogar y tu lugar de trabajo. Retira todo posible obstáculo que pueda provocar una caída.
  • Acude al oculista para que revise tu visión.
  • Usa los pasamanos.
  • Coloca un apoyo para cuando te bañes en la ducha, en este lugar ocurren accidentes con mucha frecuencia.
  • Utiliza soportes específicos para actividades que requieran fuerza, por ejemplo, un protector de cadera o rodilla.

VíaMediosPublicos.ec
Compartir